La inversión en una máquina de coser tiene un coste relativamente importante, y más si se trata de una máquina de última generación. Sea cual fuere su precio tienes que cuidar esta herramienta que te acompañará y te ayudará a realizar arreglos de ropa o a confeccionar tus propios diseños. Existen infinidad de tipos y estilos de fundas para máquinas de coser, desde las artesanales que tienen un diseño único y es posible hacerla en casa hasta las que es posible comprar en tiendas de electrodomésticos, comercios que venden todo tipo de accesorios de costura, y por supuestos en sitios de internet especializados en el tema que cuentan con una buena gama de fundas para máquinas de coser.

¿Hacer una funda o comprarla ya hecha?

Las fundas artesanales son relativamente fáciles de hacer, pues solo se necesita preparar los moldes de las diferentes partes de la misma en papel con las medidas exactas para después coser cada una y obtener una pieza única y personalizada.

El único cuidado que es necesario que tengas al hacerla en casa es utilizar una tela doble o triple para que resulte mullida y proteja el aparato ante posibles golpes. Si tienes maña podrás hacerla, pero no es lo mismo que una funda hecha especialmente para ello.


Más información sobre nuestras fundas

¿Que hay que tener en cuenta?

En cuanto a las fundas para máquinas de costura que puedes encontrar en comercios especializados y que venden accesorios y complementos de costura como nosotros, existen diferentes modelos y diseños además de precios variados. La idea es optar por aquella que más se adecue a tus necesidades y presupuesto.

Así, es posible encontrar bolsas para máquinas de coser realizadas en poliéster con forro y de alta resistencia incluso con espuma para una mayor protección del aparato. Estos modelos también vienen con un bolsillo frontal para guardar accesorios y son ideales para transportar-la.

Para mayor peso y calidad

Otro tipo de fundas para máquinas de coser, están realizadas en nylon y forradas en su interior con cartón resistente y acolchado, además de cremallera y pequeños bolsillos para guardar distintos accesorios de costura, además de asas en ambos lados y una capacidad de carga de hasta 15 kilos.

Por último, existen también fundas semi-rígidas, por lo general cartón resistente de alta densidad, recubierto por una material plástico que puede lavarse fácilmente. Estas fundas aseguran mucha resistencia y vienen con suficiente espacio como para guardar el pedal de la máquina dentro del mismo habitáculo. Se presentan con dos trabas metálicas en ambos lados, lo que brinda una mayor seguridad a la hora de transportar la máquina.

Si estás en el mundo de la costura o te introduces en él, te recomendamos que cuentes con una buena funda que se adapte a tu máquina.

Ya sea para una doméstica o para una ovelock

¿Te ayudamos a elegirla?


Mostrando todos los resultados (2)