Tanto la plancha de vapor como los centros de planchado te permiten alisar todo tipo de tejidos fácilmente y con resultados óptimos. Ambos tienen un depósito de agua incorporado al propio sistema, cuyo objetivo es aportar vapor y hacer más fácil tu tarea de planchado.

Existen diferencias sustanciales entre las planchas de vapor y los centros de planchado, y son ellas las que indican la mejor opción. Un centro de planchado es ideal para enfrentar un volumen importante de ropa, y por ello se recomienda para familias numerosas y para quienes se dedican a la confección de prendas.

Con un centro de planchado no solo ahorras tiempo si no que consigues resultados profesionales, pues este tipo de máquinas han sido diseñadas para planchar diferentes tipos de tejidos.

Arrugas difíciles, ropa complicada para que quede perfecta, el centro de planchado es la solución a estos problemas porque ofrece un caudal importarte de vapor muy superior al de una plancha, que es más pequeña y compacta.

Un centro de planchado, también denominado “generador de vapor”, está formado por una plancha y un depósito de agua que genera el vapor de manera independiente. La mayoría de estas máquinas tienen una autonomía ilimitada o sea que no es necesario que vuelva a calentar el agua del depósito y por ello genera más vapor que una plancha convencional.


Descubre lo mejor sobre centros de planchado

Mostrando todos los resultados (9)